INNN

card_sorting.jpg

Desarrollo , Usabilidad

Card sorting, una técnica centrada en el usuario

Publicado Alfonso Cala 11 March 2016

En el proceso de desarrollo de proyectos digitales tiene un peso fundamental todo el proceso previo a la fase de diseño, maquetación y programación, lo que conoceríamos como la fase de research o investigación. Sentar unas bases sólidas en esta primera etapa se antoja fundamental para conseguir el éxito con nuestra web o app. No sólo se trata de definir muy bien los objetivos del proyecto, delimitar el público objetivo al que nos dirigimos o investigar a nuestra competencia. Hay que hacer un concienzudo trabajo de arquitectura de la información definiendo muy bien los contenidos que vamos a mostrar para crear un árbol web claro que responda a las necesidades del proyecto y ayude a alcanzar los objetivos propuestos.

Y en este recodo del camino aparece nuestro protagonista, el card sorting.

Organizar las categorías de un proyecto digital

Seguro que habrás visto fotos como las que ilustran este post, una pared llena de post-its de colores con palabras escritas y gente discutiendo sobre la correcta colocación de los mismos. Es la típica escena de un card sorting. 

El Card sorting u ordenación de tarjetas se definiría como una técnica para organizar las categorías de un proyecto digital en base a las decisiones de los usuarios. En definitiva, se trata de organizar, jerarquizar y tomar las decisiones apropiadas sobre los contenidos de un proyecto según el modelo mental de los usuarios que llevan a cabo el proceso. El objetivo es claro, hallar una forma lógica, sencilla y directa de ordenar los contenidos del proyecto para que todo se encuentre en el sitio que espera el visitante y evitemos, en la medida de lo posible, su frustración al visitar nuestra web o app.

Los participantes 

Lo primero es seleccionar los usuarios que participarán en el card sorting. Su perfil debe responder al del target del proyecto, es decir, deben tener características comunes con el público objetivo que hemos definido en nuestra fase inicial de investigación.

En cuanto al número ideal de usuarios varía en función de la complejidad del proyecto. Un mínimo de 5 podría ser un número adecuado pero si contamos con muchas tarjetas se complica el proceso por lo que sería conveniente contar con más participantes.

 

card_sorting_2.jpg

Post-its de colores y un poco de juego

La técnica se basa en escribir en estas tarjetas contenidos y funcionalidades que van a estar presente en nuestro proyecto y colocarlas en una pared o en una mesa para que los usuarios discutan y trabajen en grupo para agruparlas. Hay que ordenar estos contenidos y el reto es conseguir una organización lógica y sencilla.

De esta forma, los usuarios irán amontonando las tarjetas que consideren que están relacionadas para luego dotar de nombre al grupo. El proceso es flexible, de modo que se podrán crear nuevas tarjetas o eliminar las que no sirvan, pero debe ser ágil, sin detenerse a pensarlo mucho tiempo, para asemejarse lo máximo posible a cómo navega un usuario en la realidad.

La misión del organizador es controlar que el proceso se realiza de acuerdo a las normas establecidas, resolver las dudas de los usuarios sobre la metodología y, sobre todo, observar cómo los usuarios agrupan las tarjetas para validar las primeras aproximaciones a un mapa web definitivo.

Y por supuesto, no podemos olvidarnos del software. Basta con teclear card sorting software en nuestro buscador de cabecera y tendremos a nuestra disposición cientos de aplicaciones que nos ayudarán en el proceso. Vamos a destacar una, OptimalSort .

El resultado

Al final, los resultados nos guiarán a la hora de configurar el mapa web de nuestro proyecto y validar su usabilidad. Teniendo claro las categorías y el flujo de navegación más adecuados ya estaremos en disposición de dar el siguiente paso, el mockup o maqueta de nuestra web o app.

 

Más información en:

Codesyntax.com
Alzado.org
Nosolousabilidad.com

Compartir: