INNN

portada_blog_moodboard.jpg

Creatividad , Productividad , glosario , Marketing

Glosario Innn: ¡Eso del moodboard funciona!

Publicado Claudia Pastor 11 March 2016

 

Moodboard es una de las palabras estrella a la hora de encarar un proyecto en INNN pero, ¿qué es y para qué sirve?

¿Qué es un moodboard?

Un moodboard es una colección de textos, imágenes o de cualquier tipo de elemento físico o digital que pueda ayudar a organizarnos o que nos sirva de inspiración. En el primero de los casos por ejemplo, puede ser una manera visual de conocer los elementos con los que contamos en un determinado proyecto, facilitando la organización y sirviendo como herramienta de productividad. En el segundo de los casos, complementa la necesidad que aún tenemos (incluso los nativos digitales) de reunir en un mismo espacio visual todas las ideas, tanto nuestras como ajenas, para potenciar la inspiración y desarrollar a partir de ahí nuevos conceptos.

Pero es más que una herramienta. Un moodboard puede llegar a ser un producto en sí.

¿Cómo se hace un moodboard?

Es más fácil de lo que imaginas, solo tienes que seguir estos 5 pasos:

  1. Toma conciencia.

Ningún moodboard está bien o mal. Lo construido será simplemente una forma de visualizar un proyecto, una idea… Y deberá crearse con naturalidad y sin juzgar la posición de los elementos ni su elección. ¡Fluye!

  1. ¿Para qué? Visualiza tu objetivo.

Identifica tu necesidad y tus objetivos. ¿Es un proyecto empresarial? ¿Es para definir un método o camino? ¿Para inspiración personal?... Definir bien la meta esclarecerá otras cuestiones como si es necesario trabajarlo de forma individual o en grupo y las características que debe tener las personas que lo conformen, dónde deberá llevarse a cabo la construcción, etc.

  1. Reúne tus ingredientes.

Pos-its, carteles, una pizarra, un collage de fotografías, Globster, Mashup… ¡Las posibilidades son infinitas! No atendáis a las limitaciones que puedan surgir y atreveros a crear algo diferente; siempre y cuando no perdáis de vista vuestros objetivos.

  1. Crea tu pieza.

Plasma tus ideas en los elementos elegidos, acompáñalos de otros recursos que le aporten valora añadido, y colócalo todo de la forma que te guste o siguiendo una estrategia, pero que permita visualizar de forma clara tanto los diferentes elementos como el conjunto del moodboard.
 

  1. Utilízala.

Haz un buen uso de aquello que se ha creado en el moodboard. Si ha sido de forma personal, dale uso, compártela, valórala y defiéndela como válida. Si ha sido un trabajo en equipo, la aportación de cada miembro es sencillamente necesaria; los distintos puntos de vista ayudarán a que el resultado final sea rico y complejo en inspiración, además de susceptible de interpretación.





 

Compartir:
Descarga nuestro Cuadro de Mandos de tu Ecosistema Digital